Indicaciones

Aprobadas por la FDA

Embolia aérea y síndrome por descompresión
  • Es la presencia anormal de aire en el torrente sanguíneo. Puede suceder en personas que realizan buceo, en casos de exposición rápida a la altitud (un ejemplo es cuando se pierde la presión en cabina de forma accidental durante un vuelo comercial) o de forma accidental al ser inyectado aire directamente en la sangre. Estas burbujas causan oclusión de la circulación sanguínea, alteraciones en la consciencia, presión baja, ritmo cardiaco acelerado, entre otros. En este padecimiento la oxigenación hiperbárica ayuda a que las burbujas se eliminen rápidamente de la circulación evitando complicaciones.
Oclusión de la arteria central de la retina
  • Es una condición relativamente rara en la que se presenta pérdida súbita y sin dolor de la visión, usualmente esta pérdida es dramática y permanente. La terapia con oxígeno hiperbárico permite nutrir el área afectada en el ojo con oxígeno para obtener el mejor resultado posible, sin embargo, el paciente debe acudir dentro de las primeras horas del diagnóstico para disminuir la posibilidad de perder la visión permanentemente.
Heridas con retraso en la cicatrización
  • Las heridas con retraso de cicatrización pueden ser úlceras venosas, úlceras arteriales, úlceras por presión (comunes en pacientes que estuvieron mucho tiempo sin movilizarse), úlceras en pacientes con diabetes (pie diabético), heridas causada por traumatismos (accidentes vehiculares, atropellamiento, caídas, etc), amputaciones, úlceras por picadura de animales ponzoñosos, entre otras. Para fines generales, la oxigenación hiperbárica es beneficiosa para cualquier herida que tenga problemas de circulación y/o infección.
  • En estas lesiones, la terapia con oxigenación hiperbárica ayuda a controlar y combatir la infección, disminuye la inflamación de las células, ayuda a la regeneración de los tejidos, estimula la formación de nuevos vasos sanguíneos y acelera la formación de piel para el cierre de herida.
  • El resultado de todo lo descrito anteriormente es la restauración de la anatomía y la función del área afectada.
  • Realizamos estudios con la más alta tecnología que nos permiten evaluar si la oxigenación hiperbárica le será de ayuda y en base a ello les brindamos información acerca del número de sesiones y del cuidado de heridas que será necesario.
Intoxicación por monóxido de carbono
  • El monóxido de carbono es una sustancia que se produce en la combustión.
  • Fuentes comunes incluye motores de vehículos que consumen gasolina, calentadores de agua, chimeneas, asadores, cocinas de leña, todo ellos utilizados sin ventilación adecuada o en el exterior, así como en incendios.
  • La exposición a niveles elevados de monóxido de carbono puede causar la muerte rápidamente, en ocasiones sin síntomas, en otras situaciones puede causar dolor de cabeza, náusea, vómito, mareo, malestar general, alteraciones de la consciencia, dolor torácico o dificultad para respirar.
  • El diagnóstico es clínico, se toman en cuenta los síntomas junto con el antecedente de la exposición, debe atenderse con oxigenación hiperbárica inmediatamente para que la alta concentración de oxígeno presurizado ayude a eliminar el tóxico monóxido de carbono que evita que el oxígeno sea distribuido a los tejidos, causando una baja en la oxigenación generalizada en el cuerpo, además la oxigenación hiperbárica evita el daño directo que causa el monóxido de carbono en los tejidos.
Gangrena gaseosa
  • Es una infección aguda, rápidamente progresiva, invasiva y grave de los músculos caracterizada por hinchazón y muerte rápida de tejidos con producción de gas, puede ser causada por varios microorganismos, en pocas horas causa toxicidad sistémica y pérdida masiva de tejidos.
  • Los microorganismos que la causan crean y necesitan una baja concentración de oxígeno para seguir expandiéndose, por lo que las altas concentraciones de oxígeno en los tejidos que crea la oxigenación hiperbárica ayudan a disminuir su proliferación, además de que ayudan al sistema inmunológico a combatirlo, las sesiones deben iniciarse lo más rápido posible después de la identificación de esta infección.
  • La oxigenación hiperbárica es clave en el tratamiento junto con cirugía y antibioticoterapia.
Colgajos e injertos comprometidos
  • Maximiza el éxito de injertos y colgajos reduciendo la necesidad de repetir el procedimiento al disminuir el riesgo de que se presente una infección o que se desarrolle una falta de oxígeno, asegurando con la oxigenación hiperbárica que la región donde se colocará el injerto o el colgajo tenga buena circulación y por lo tanto menos riesgo de perderse.
Lesiones por aplastamiento/síndrome compartimental
  • Son lesiones en las extremidades causadas por un traumatismo tipo aplastamiento que conlleva a un daño que compromete la viabilidad de la extremidad afectada. Incluye lesión en piel, tejido subcutáneo músculos y huesos, en casos complicados causa amputaciones e infecciones generalizadas severas.
  • La hinchazón masiva que existe conlleva a un colapso de la circulación que evita la oxigenación de los tejidos.
  • La terapia con oxígeno hiperbárico disminuye el edema, oxigena el tejido y fomenta la formación de nuevos vasos sanguíneos, por lo que mejora la recuperación.
Lesiones posteriores a la radiación
  • Se presentan en los tejidos que han sido expuestos a radiación, como piel, músculos y hueso, se manifiestan de forma aguda o después de meses de la exposición a la radiación, la cual causa un daño directo a los vasos sanguíneos, las lesiones suelen ser grandes y profundas.
  • La oxigenación hiperbárica estimula la formación de nuevos vasos sanguíneos en las regiones expuestas a la radiación, disminuye el tamaño de la lesión, mejora el tiempo de recuperación y nos permite obtener mejores resultados estéticos y funcionales.
  • Estas lesiones requieren de una gran cantidad de sesiones de oxigenación hiperbárica debido al gran daño que causa la radiación.
Perdida súbita neurosensorial de la audición
  • Es la pérdida de audición de forma súbita. La presentación clásica es pérdida de audición en un solo oído, acompañada de zumbido y vértigo.
  • La oxigenación hiperbárica ayuda a mejorar la circulación del oído además de reducir la inflamación, obteniendo grados variables de mejoría; se requieren de 10 a 20 sesiones, dependiendo de la situación particular del paciente.
Absceso intracraneal
  • Es la presencia de un absceso en el cerebro, en algunos casos su extracción no es posible porque generalmente se encuentran en zonas de difícil acceso del cerebro, además de que el antibiótico no llega en cantidades adecuadas y es difícil de combatir, junto con los antibóticos, al cámara hiperbárica ayuda disminuir el tamaño y los síntomas causados por el absceso. Generalmente, requiere de una serie de sesiones, dependiendo del tiempo de evolución puede necesitar 1 o más sesiones por día.
Infecciones necrotizantes de tejidos blandos
  • Es una infección causada por microorganismos que provocan muerte de los tejidos, es grave ya que es de rápida diseminación. Crea baja oxigenación en tejidos, presencia de pus y gas; daña la piel, el músculo y el tejido subcutáneo. En este padecimiento la oxigenación hiperbárica sirve como un importante componente para combatirla junto con cirugías para retiro de tejido necrosado y antibiótico. El oxígeno hiperbárico alimenta al tejido infectado, mejora la respuesta del sistema inmunológico para combatir le infección y contribuye directamente con la muerte de los microorganismos.
  • Por la gravedad de la enfermedad se necesitan varias sesiones por día, durante los primeros días de inicio de la enfermedad y por un tiempo prolongado.
Osteomielitis
  • Infección de hueso causada por microorganismos; cuando el tratamiento inicial no funciona, se recomienda tomar sesiones de cámara hiperbárica para ayudar a combatir la infección y disminuir el riesgo de perder tejido, resultando en amputaciones, motivo por el cual se requiere una gran cantidad de sesiones.
Anemia severa
  • La oxigenación hiperbárica puede ser beneficiosa en casos de pérdida de glóbulos rojos debido a hemorragia (sangrado anormal), hemólisis, o aplasia. La oxigenación hiperbárica mantiene los tejidos vitales nutridos con oxígeno mientras se brinda un tratamiento definitivo a la causa de base.
Quemaduras térmicas
  • Son lesiones causadas por daño secundario a calor, puede ser a través de una flama, vapor, contacto con un objeto caliente o agua hirviendo. Desencadena lesiones de diferente espesor, afectando de forma superficial o profunda, en estos pacientes la oxigenación hiperbárica debe iniciarse lo más rápido posible después de que ocurre la lesión ya que es la manera en la que se obtiene el mayor beneficio de la misma; ayuda a prevenir o combatir la infección en la lesión, reduce la inflamación de las células y permite una cicatrización mejor en calidad y estética. Disminuye la necesidad de colocar injertos en partes quemadas, el tiempo de hospitalización y la necesidad de lavados quirúrgicos.
  • Se debe iniciar dentro de las primeras horas después de la lesión y frecuentemente durante un periodo de tiempo largo, dependiendo de la cantidad de superficie dañada y la región anatómica afectada.